REGRESAR A PORTADA
CONFESION A MI MISMO

CONFESIÓN A MÍ MISMO


Esta extraña manera
De mencionar las cosas
Dejando un rastro de emociones
En la blancura mansa del papel.

Esta extraña manera
De admirar el amanecer
Abriendo los ojos
Con la ingenuidad de un ciego.

Esta extraña manera
De torturar las armonías primitivas
Para luego acariciar
Los perfumes almidonados de la noche.

Esta extraña manera
De convocar con un rugido
A los diminutos dinosaurios azucarados
Que aún duermen en tu pelo.

Esta extraña manera
De devorar los retoños del otoño
Y de soñar que despiertan con tus besos
Los cuchicheos del árbol de la locura.

Esta extraña manera
De platicar en silencio con las piedras
A un lado del florecido camino
De algún paisaje cajamarquino.

Esta extraña manera
De contemplar el rostro empolvado del agua
Y de llorar por la luz que muere
En el filo de una piedra.

Retorno a Indice

 


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra1952@msn.com