REGRESAR A PORTADA
GUITARRA DE ARLEQUIN

GUITARRA DE ARLEQUÍN


Hoy estuve buscando
En la noche blanca de tu pelo
Las castañuelas del sol.

Y las encontré
Dormidas
Detrás de una telaraña azul
Junto a la guitarra del arlequín.

Los clarines del capulí
Hacen brotar el azúcar salvaje
Con el que se emborracha el picaflor.

¿A dónde va la lluvia
Después que se desnuda
Sobre las piedras calcinadas?

A veces
El amor es una quemadura que no madura
Y también
La llamarada que ilumina la madrugada.

Siempre pienso en ti,
Mariposa de oro,
Caballito de algodón,
Miel espesa y vagabunda.

¿Cuándo me hallarás por fin,
Mujer de ojos gatunos,
Como a una antigua botella salida del mar?

Amor,
Desnúdate sin piedad
Hasta que se sonrojen los campanarios.

Y deja luego que convoque
A una asamblea de pájaros enamorados
Para cantar con saliva dulce y conventual
Las vocales perdidas de tu tierno nombre.

Retorno a Indice

 


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com