REGRESAR A PORTADA
MARCELA


MARCELA


Te deseo
La profunda paz
De la ola que muere en la playa.

La paz
De la estrella sola
Que en la noche le guiña a la eternidad.

La primitiva alegría
Con que la abeja besa
La primera flor de primavera.

La luz
De una lámpara apagada
En el rincón más querido de tu alma.

Una llavecita de plata
Para que siempre le des cuerda
A tu cansado corazón.

Una hora antigua
Para que recuerdes
Los besos que jamás me diste.

Un olor
A miel recién nacida
derramándose golosa sobre tu piel.

Y un beso clandestino
Para que despiertes flotando en tu cama
Sobre un inmenso lago de champagne.

Retorno a Indice


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com