REGRESAR A PORTADA
PARA QUE ME OIGAS


PARA QUE ME OIGAS


Para que me oigas,
A veces camino descalzo sobre el agua
Y mi voz de grillo
Se trenza con el sonido del trueno.

Mis palabras
Están más acostumbradas que tú a mi tristeza.
Y salen de mi boca
Humeando
Como barcos encadenados en un puerto en llamas.

Quiero trepar desnudo
Las paredes de tu soledad oscura
Para mojarte
Con el amor de mis palabras.

Acompáñame, compañera,
Hasta donde empieza la noche.
Escúchame, amada,
Y deja que el silencio hable.

Retorno a Indice


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com