REGRESAR A PORTADA
OJOS QUE PASAN


OJOS QUE PASAN


Desde un atardecer en llamas
Aún me miran fijamente aquellos ojos tuyos
Que en otro lugar y en otro tiempo
Pasaron sin mirarme.

Fuimos dos ardientes juventudes
Que debían separarse para unirse.
Tú pasaste ajena e ignorante,
Y yo me bebí de golpe toda el agua de tu recuerdo.

Guardé los hilos con los que bordé tus ojos
En el rostro de cada noche azul.
Y aunque tu imagen nunca pude retenerla del todo
Ella siempre se apoderaba de mis sueños.

Tus ojos se abrieron en tierras extrañas
A los amaneceres de otros horizontes.
Allí la rutina les impuso un cautiverio
Y los nubló de tristeza y de silencio.

Los ojos que vi un día y que nunca me miraron,
Se abrieron en todas partes menos en mí,
Donde siempre brillaron perpetuamente despiertos.

Cuántas veces he querido revivir
Ese momento
En que te miró mi amor hasta volverte eterna.

Fuimos dos vidas paralelas alejándose en sentidos opuestos.
Aunque pudimos ser las dos caras de una moneda
Si hubieras escuchado los susurros de mi amor.

Pero nadie oyó mi canto,
Porque a los ojos cerrados no llegan los labios abiertos.

Hoy, cargado de años y de recuerdos,
Te he visto pasar de nuevo.
Pero esta vez sí me miraste con ese dulce mirar intenso.
Y cerraste de un solo golpe
Todas las grietas del tiempo y del espacio.

Tus mismos ojos profundos,
Que indiferentes me vieron un día en una ciudad lejana,
Se han reflejado ahora en los míos
Bajo la luz de otro cielo y fuera de mi propio sueño.

Retorno a Indice


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com