REGRESAR A PORTADA


PARA DECIR ADIOS

PARA DECIR ADIOS


Para decir adiós
Siempre regresamos
A donde todo comenzó.

Nos esmeramos tanto en alejarnos de la vida
Y al final nos quedamos anclados
En la estación de la ternura.

Por eso aceptamos el dolor que acecha en los andenes
Para no llorar y no decir hasta nunca.

Uno se despide mansamente
Pero resulta deteniéndose después
En la lejana morada del recuerdo.

Y es que sucede que el alma se acostumbra.
A observar la inexorable partida de las cosas
Porque es imposible regresar
A recorrer de espaldas el camino.

Retorno a Indice


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com