REGRESAR A PORTADA


EL SIMULACRO DE TU VOZ

EL SIMULACRO DE TU VOZ


Esta lluvia es un simulacro de tu voz
Que me llama.

Júntame las manos
Para empezar ya la oración del aguacero.
Y sobre el teclado
Cambia las minúsculas
Para nombrar las sagradas sílabas del amor.

Por amarme te convertiste en piedra inmóvil
Y no te importó
Quien te pateara en el camino.

Por eso
Para que regreses a mis sueños
Yo también retornaré de mis cenizas.

Y volveré a ser nuevamente
Pastor de siluetas enfermas, maestro de soles enanos
Y avezado ladrón de caricias.

Finalmente,
Para deleite de tu alma
Te convertiré en una isla de chocolate
Rodeada por mi mar de lenguas esquimales.

Retorno a Indice


© Es propiedad intelectual del autor. Prohibida su reproducción sin autorización expresa. Solicítela a jpereyra45@email.msn.com