IR A PORTADA
Cada día somos más


Cada día somos más


Jorge Pereyra

Ya es un hecho y nadie lo puede negar. Los latinos somos la primera minoría en Estados Unidos y superamos en número a los afroamericanos. Esto es lo que indican los primeros datos del censo efectuado el año pasado.

Entre 1990 y 2000 el número de personas que al ser preguntadas se identificaban como latinos ascendió de 22.4 millones a 35.3 millones, unos tres millones más de lo que se predecía. En ese mismo periodo, los que se identificaban como afroamericanos pasaron de 30 a 34.7 millones.

Por lo mismo, los estrategas republicanos han comprendido que el apoyo de los blancos ya no es suficiente para ganar elecciones. Recientemente, y por primera vez en la historia de los discursos presidenciales en el Congreso, George W. Bush pronunciara unas palabras en castellano en el Capitolio: "Juntos podemos". Asimismo, como todos sabemos, Bush habla la lengua de Cervantes e hizo una activa campaña electoral bilingüe, además de que invitó a Ricky Martin para que actuara durante las festividades de su toma de posesión.

Nuestro idioma está cada día más fuerte porque nosotros cada día somos más. La organización English Only se bate en retirada, empujada por la realidad y el interés comercial. Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en un país bilingüe.

El castellano, con sus diversos acentos latinoamericanos, es la lengua de millones de trabajadores y miembros de la clase media latina. Y lo es también de diarios, revistas, emisoras de radio, y cadenas televisivas como Univisión y Telemundo.

¿Y qué podemos decir del idioma que usan artistas latinos como Cristina Aguilera, Jennifer López, Enrique Iglesias o Gloria Estefan que se hallan en la cima de su popularidad?.

Tampoco nos asombra que los rótulos, folletos informativos, facturas y recibos, cajeros automáticos, contestadores telefónicos y otros servicios de organismos públicos y privados estén en español.

El espectacular incremento de la población latina se debe a un alto nivel de inmigración latinoamericana vinculada a la prosperidad económica de Estados Unidos.

Según el criterio estadounidense, los blancos y negros son "razas", pero los latinos podemos ser "de cualquier raza". La hispanidad no es una "raza" señores, es un grupo cultural. Y nuestro idioma es uno de los más bellos del mundo.